Opiniones

Estamos encantados de publicar sus opiniones en nuestro sitio web. Usted puede enviar un e-mail o contáctenos con el formulario de contacto. Más opiniones de Finca Cabañas Cañas Castilla pueden encontrar en Facebook, Tripadvisor, booking.com y Holidaycheck.

Muchas gracias
Familia Agi y Guido Sutter


Estancia perfecta!

Si viajas en Costa Rica tienes que quedarte algunas noches en Cañas Castilla. Está ubicado en el medio del bosque con muchos árboles, lo que significa que muchos de los animales. En el río directamente en frente de los bungalows se puede ver un cocodrilo, hay monos muy cerca y así sucesivamente. Hay senderos a través de la finca por el cual tienes descripciones interesantes de las plantas y árboles diferentes que ver. Puede tomar el desayuno y la cena se sirven y cocinados por los propietarios encantadores. Realmente delicioso! La pareja que uno es la finca es muy servicial y adorable. Los bungalows están muy limpias y en su mayoría libre de insectos por el hecho de que está totalmente en el bosque. Son espaciosas y tienen una terraza encantadora con una gran vista hacia la naturaleza. Es simplemente un lugar y valueable perfecto después de todo!

Se alojó el junio de 2015, viajó con los amigos

---

Fantástico, única propiedad ...

Nos alojamos en Canas Castilla en 2015 Marzo en nuestro camino de Costa Rica a Nicaragua (somos una familia de 6 ... /papá y cuatro niños de 12, 11, 9 y 6). Para ser sincero, elegimos simplemente basado en la ubicación (un buen lugar para hacer una parada cerca de la frontera) pero terminamos encantados con la elección. Agi y Guido son los anfitriones perfectos. La comida era increíble (Guido era pollo asado en un horno de leña al aire libre). Las cabañas eran muy cómodas. Y lo mejor de todo? ... la ubicación, la vida silvestre, etc. Los monos se juega cosas en el techo de la cabina, un pequeño cocodrilo en el río fuera del restaurante, caballos, etc. en la granja, incluso una hamaca colgada de bebé se cuidó volver a la salud. Si estás buscando el Four Seasons o genérico (leer "aburrido") lujos, este no es el lugar para ti. Pero si estás cansado de lo mismo de siempre, y desea una experiencia verdaderamente única, tienes que dar Canas Castilla una prueba.

Una actualización rápida -- originalmente, los planes para cruzar de regreso a Costa Rica de Nicaragua nos va directamente de regreso al valle Central. Sin embargo, tuvimos una gran experiencia en Canas Castilla que hicimos una parada en el camino (para otra noche de la hospitalidad de Agi y Guido).

Se alojó el marzo de 2015, viajó con la familia

---

Para los amantes de la naturaleza, tienes que venir aquí

Este lugar es realmente mágico. Se puede remar un pequeño barco alrededor del arroyo para ver los cocodrilos en la roca. Puede caminar por las colinas y ver cientos de monos araña, Howler monos y perezosos. O puede tomar el a caballo los senderos a caballo y disfrutar de la fresca sombra de los árboles de Guanacaste. Hay un agujero refrescante para nadar cerca para disfrutar con los lugareños. Aggi hace que la mejor limonada recién hecha para traer a la vida tras una agradable caminata. Son muy amables y acogedores. Si lo que quieres es lo mejor sabor de Guanacaste, Costa Rica, venga a pasar un día o una semana aquí. Las cabañas son muy monas y bastante únicas. tumbado en la hamaca escuchando a los pájaros cantar en el arroyo fue lo mejor!

Se alojó el marzo de 2015, viajó con los amigos

---

Naturaleza y Descanso en familia

Como familia estábamos buscando un lugar que ofreciera buen precio, buen servicio y contacto con la naturaleza. Lo encontramos todo en Fincas Canas Castilla! La naturaleza es sorprendente, un lugar muy acogedor, con todas las facilidades y servicios que uno pueda necesitar. Es difícil encontrar lugares que reciban familias y en donde todos los miembros se sientan bien, nosotros lo encontramos en a Finca. Lo recomendamos sin reservas.

Se alojó el junio de 2014, viajó con la familia

---

Descanso y naturaleza

Cañas Castilla es una linda finca con cabañas en un ambiente muy natural y familiar a pocos kilómetros de la frontera de Peñas Blancas. Por lo que es una excelente opción si quiere hacer una parada en su viaje a Nicaragua o Centroamérica.

La finca se encuentra a uno 3-4 km de la carretera principal sobre camino de lastre pero en muy buenas condiciones y transitable para cualquier tipo de vehículo.

Las habitaciones son amplias, cómodas, muy limpias y lindas. En nuestro caso tuvimos el inconveniente de que una de las camas traqueaba un poco.

Las cabañas están construidas a orillas del Río por lo cual es posible descansar con el sonido del agua. Tienen una terraza con mesa, sillas y una hamaca que permite disfrutar de la vista al río, los jardines y con suerte de los animales que frecuentan la finca. El día que los visitamos fuimos despertados por los monos aulladores que estaban en unos árboles muy cerca de nuestra habitación. Además pudimos observar cocodrilos, ranitas, aves y mariposas.

La finca es atendida por una familia y el servicio es excelente, todos son sumamente amables y mantienen un ambiente familiar y muy agradable. Ofrecen cena y desayuno. La cena no es a la carta, si no más bien se acompaña a la familia en su cena bajo un ambiente familiar y acogedor y ofrecen café al final lo cual nos pareció estupendo. El desayuno es abundante y ofrecen unas mermeladas caseras deliciosas. En general la comida es buenísima.

Además tienen tres senderos para hacer caminata y cuentan con una guía con las especies de árboles que se pueden observar a lo largo de los senderos, lamentablemente las descripciones de los árboles no están disponibles en español ni inglés.

También tienen disponible cabalgatas y tours. Un dato interesante es que las mascotas son bienvenidas.

En general es un muy buen lugar para descansar en contacto con la naturaleza en un ambiente familiar.

Se alojó el diciembre de 2014

---

OASIS DE PAZ

No hay otra descripción más clara para este hotel que un Oasis de paz!! Si gustas de tranquilidad y silencio, este es tu destino obligado. El sitio está conformado por casitas tipo Bungalow y se encuentra a 2 km de la vía Principal a Peñas Blancas, en calle de lastre apta para todo tipo de vehículo. La paz es la reina del sitio, se respira un aire puro y un silencio absoluto, únicamente interrumpido por el sonido tenue del agua que corre en el río, justo detrás de las habitaciones, las aves que circulan alrededor y el sonido de los muchos monos que cruzan entre los árboles de toda la propiedad.

Algunas habitaciones cuentan con cocina completa y otras no, sin embargo, es posible cocinar afuera de las mismas sino tienes dicha opción o utilizar el servicio de alimentación que brinda el hotel. La comida es sencilla, pero muy rica, con opción predeterminada según el día. Recomiendo mayor variedad y de ser posible, opciones con precios de cena más accesibles al turismo nacional, por ejemplo, casados. El precio del desayuno es muy razonable. La parrillada que nos prepararon.. deliciosa! Muy recomedados los vinos artesanales, son deliciosos y económicos! Las bebidas tienen excelente precio.

Con respecto al hospedaje en sí, la habitación Iguana es muy amplia, se pueden agregar camas adicionales si viajas en familia. El aseo es excelente. Mi observación: reparar los tomacorrientes ubicados fuera de la habitación. Las mesas en el corredor y la hamaca son muy cómodas y permiten la tertulia, así como la observación de la flora y fauna de la zona.

Algo muy bueno es que no hay zancudos ni insectos que molesten al húesped, a pesar de ser una zona húmeda y llena de vida. La ventilación de las habitaciones es muy buena, no hay aire acondicionado, lo cual es punto a favor del medio ambiente. Los ventiladores son muy silenciosos, las camas muy cómodas y la calidad del sueño inmejorable. Recomiendo en temporada baja, mantener sin sábanas ni fundas las camas, para que no huelan a moho por la humedad y mudarlas el día de ingreso del turista.

La atención de los dueños es estupenda. Agi es una maravillosa anfitriona, una persona sencilla y especial. Ella prepara los alimentos con muy buena sazón, es muy amable y paciente para brindar todo tipo de explicaciones, desde la dirección del hotel, los senderos, como en el menú, las facilidades que brindan, es muy flexible en el precio del hospedaje que se le brinda a los turistas nacionales. Los niños menores de 6 años no pagan y aquellos que llegan hasta los 12 años también tienen una tarifa especial. Eso me encantó pues viajé en familia y el precio que pagué realmente lo valió.

No deje de ir a los senderos que recorren la propiedad, las vistas son muy lindas, hay rotulación con número de los muchos árboles que rodean la propiedad (hay botas disponibles) y asimismo, hay posibilidad de contratar variedad de tours en la zona e incluso hacia Nicaragua. Los senderos no son aptos para personas adultas mayores o con algún tipo de discapacidad.

Este lugar es idóneo si vienes de paso desde o hacia Nicaragua, pues te permite descansar deliciosamente. Si vas únicamente a disfrutar las bellezas de la zona, es mejor una estancia de al menos 3 noches, pues las playas requieren cierto tiempo de traslado y hay mucha variedad de playas y lugares que debes conocer.

Muy recomendado este hotel. Los invito a conocerlo.

Consejo sobre las habitaciones: Todas las habitaciones son diferentes, pero a la vez tienen cierta similitud. Únicamente varía la di... Ver más recomendaciones relativas a las habitaciones

Se alojó el julio de 2014, viajó con la familia

---

Fauna y Flora por todos lados!

Es un lugar único y maravilloso. Nuestro bungalow era grande, estaba muy limpio y tranquilo, con exclusión de los monos aulladores en la mañana, lo cual es una cosa increíble al despertar!) Recomiendo encarecidamente el desayuno amplio y delicioso y explorar los caminos de la propiedad. Cuando hicimos una excursión por el río, no sólo vimos monos congo pero docenas de monos de araña (y bebés) balancearse a través de los árboles, perezosos, y una "Jesucristo" lagartija corriendo por el agua. Es un bonito sendero rocoso para llegar a la propiedad pero merece la pena! También está muy cerca de muchas hermosas y muy solitarias playas.

Se alojó el julio de 2014, viajó en pareja


top